Friday, December 07, 2007

The Spirit of My Grandma

¿Se imaginan si comenzara el post de hoy contándoles que ayer me fui de farra sola a un antro? ¿Se imaginan si comenzara explicándoles como invité al novio a que me acompañara pero no quiso, pero muy linda yo igual le mandé un mensajito durante la madrugada diciéndole que había llegado a casa, porque seguro él estaba muriéndose de preocupación? ¿Se imagínan que distinto e interesante sería, queridos no-lectores? ...pero, pues no... la verdad no pasó nada de eso... bueno, lo del mensajito sí, pero es porque me desperté en la madrugada, varias veces y decidí aprovechar (juro que me imaginaba la escena en que él vería el mensajito hoy en la mañana, mientras se alistaba para salir a chambear y nunca nunca pensé que lo despertaría en la madrugada... lo juro... pero bueno).

Pues sí, queridísimos no-lectores, me desperté varias veces en la madrugada y no fue por la farra ni por vecinos festejando ni por nada de eso... fue porque tuve pesadillas... y si pensaron que mi sueño del OSO MARAVILLOSO fue loKo, pues espérense a leer lo que sigue (por cierto, ¿por qué mis pesadillas llegan en grupos? Anoche y antenoche... espero que hoy ya no, porque no me gustan):

Pues todo comenzaba bien tralalá... porque se suponía que al novio le habían ofrecido chamba en Chavinda y me invitaba y yo decía, ¿por qué no? Así es que empacábamos y nos mudábamos al pueblo de mi mamá, a casa de mi abuelita, para ser exactos. Es una casa vieja, con patio de cantera y fuente en el centro, rodeado por pasillos con columnas y cuartos que se comunican entre si... con su corral al fondo y toda la cosa (de niña, mi abuelita tenía gallinas en el corral y salíamos a recoger huevos - sin albur - no sé si las gallinas sigan ahí)...

Bueno, pues ahí estábamos y todo era lindo y hacíamos amigos (creo que el amigo era un primo perdido de él y su esposa) y salíamos a andar a caballo y a caminar por el campo y los pajaritos y tralalá...

Hasta que una noche, invitábamos a estos amigos a cenar... y estábamos todos en la mesa del pasillo platicando, cuando me paré... No sé si tenía que ir al baño (o sea a hacer pipí) o a guardar algo o a traer algo... pero me paraba y tenía que ir al baño (o sea tenía que ir al cuarto de baño)... y en vez de ir al de afuera... decidí entrar al del cuarto de mi abuela... y que entro y que siento un escalofrío y que veo a mi abuelita sentada en una sillota en la que siempre se sentaba (al final, ya no podía moverse mucho y ella se sentaba todo el día en su silla y comía sus tamalitos y nos ofrecía de sus tamalitos y chiflaba mientras cantábamos villancicos y veía sus novelas y pensaba que todos los que se daban besos en las novelas eran maridos y mujeres y era un amorsote de dulzura mi abuelita - hasta se me llenan los ojos de lágrimas al pensarle... ah! por que sí... mi abuelita falleció hace como cuatro años, así es que la que estaba sentada ahí, era su fantasma y yo lo sabía).

Así es que, al verla, rezaba un padre nuestro, por si las moscas, y me acercaba a saludarla, para ver si se le ofrecía algo... y que ella me decía muy seria: "¿Cómo que estás viviendo aquí con ese muchacho sin casarte? ¿Quién te crees que eres? ¡Libertina!" (o algo así) y yo le decía que nooooo, que era temporal porque a él le habían ofrecido chamba ahí (ajá!!! ¿qué tanta chamba puede haber en Chavinda, Michoacan para un consultor?), pero que después nos casábamos (yo bien ilusionada) que no se preocupara... Pero ella nada más se enojaba más y más y luego, con una fuerza invisible (pero súper fuerte) comenzó a golpearme! ¡SÍ!!! ¡A GOLPEARME!!! ¡Mi abuelita terminó dándome una madriza!!!! y luego, me dijo que me casara y dejara de vivir en pecado y desapareció... y yo me quedé a oscuras, toda magullada y lacrimosa...

Y que por fin salgo y les digo que se me cayó un librero encima para poder explicar las cortadas y los moretones... y que viene la brigada de emergencias chavindeña y que me pone no sé qué en las heridas y me preguntan otra vez que qué me paso... y les vuelvo a contar la historia del librerote de esos mazisotes... porque, ¿cómo les voy a decir que se me apareció el espectro de mi abuelita para regañarme por vivir en pecado??? ¿Con qué cara? En fin... y decidía que en lo que encontraba solución, por lo menos me iba a ir a dormir a otro cuarto porque ya no quería hacer enojar a mi abuelita...

¿Se dan cuenta de toda la serie de psicosis y esquizofrenias y otras enfermedades mentales que me cargo? ¡Hasta a mi me doy miedo! ¡Qué HORROR! Ya ni sé para qué les conté el sueño... ¡qué penuchis! ...bueno, por lo menos, para que no se vuelva realidad... Abuelita, si decides regresar, no me regañes, por favor...

Luego me desperté y volví a soñar otras cosas no tan lindas, pero ya ni me acuerdo...

Besos freakeados, mis queridos no-lectores, e.

Labels: ,

3 Comments:

Blogger t. said...

Chales...si estuvo muy loco tu suenio, pero creo que tu y yo sabemos muy bien por que suenias eso.
Traes una mega carga social por lo que podra pasar no?! aish, que dificil es escribir en codigo
jijiji,
no todavia no llego , llego el jueves, pero me voy rapido rapido al Sol, ni idea cuando...creo el domingo y creo regreso el 22, pero ps claro tamopco lo se bien. Creo que nos vamos a tener que ver hasta enero o febrero, cuando los tumultos de personas se hayan ido.
P.d: con mucho gusto tu hermano se puede quedar en nuestra casa

12/10/2007 12:18 PM  
Blogger Harry said...

Neto... LAS DROGAS DESTRUYEN.

12/11/2007 11:32 AM  
Blogger Chilanga Catastrófica said...

Wow!! tu sueño fue todo un cortometraje!! la maravilla de leerte es saber que tienes muy claros los mensajes tu NO TAN inconsciente... Gran crónica. Un beso.

1/03/2008 12:31 PM  

Post a Comment

<< Home