Tuesday, January 30, 2007

Sniff

Con un historial de rinitis alérgica y sinusitis crónica (claro tampoco ayudaron la piñata en la nariz -6- ni el avestruz en clase de payasos - 41), pues digamos que el olfato no es el mejor de mis sentidos. Ojo, no esperen mucho de una persona que fue completamente tonedeaf por muchos años (lo que tengo de oído lo he sacado con garras, lágrima y cerilla) y ahora no ve de lejos por miopía y astigmatismo...

En fin, el punto es que el olfato no es el mejor de mis sentidos, aún así tengo, como muchos, un aprecio innegable por varios olores: la tierra mojada, el struddel de manzana en el horno, granos de café y cacao, el cuello de él, la madera, satsuma, lo nuevo (carros, casas, bebés), la pizza de cuatro quesos de Italiani´s, el té de menta con manzanilla, el ponche, la colonia 4911 de mi abuelita Elisa... Es más, ahora lo aprecio aún más cuando me doy cuenta que es tan dismisible (¿existe la palabra?) y tan maravilloso; mi madre perdió su olfato hace casi diez años...

Todo porque quiero recomendarles el perfume... Muy bien lograda, sobretodo pensando que el olfato es, creo, el sentido menos utilizable en el cine. No es el libro, lo acepto, pero logra hacerle mérito (aunque quizás se requiere mucha más imaginación al ver la película, para llenar los huecos vacíos). Sobretodo me encantó la edición... pero esa, es otra historia.

Besitos a todos mis no-lectores, e.

1 Comments:

Blogger Harry said...

Excelente película, sumamente interesante y altamente recomendable.

1/31/2007 11:11 AM  

Post a Comment

<< Home